Qué es un servidor DNS y cómo solucionar problemas habituales

Si quieres conocer qué es un servidor DNS y cómo solucionar problemas habituales, continúa leyendo este post. Ya que te presentaremos una descripción de los sistemas de nombres de dominio. Igualmente, te hablaremos de su funcionamiento y la forma en la cual pueden servirte. 

Por otra parte, te indicaremos algunos problemas comunes y sus posibles soluciones. De esta forma, tendrás una perspectiva más amplia de los sistemas de nombres de dominio y su funcionamiento. Lo que a su vez puede serte útil cuando configures tus DNS o cambies de hospedaje. 

¿Qué son los DNS?

Los DNS son los sistemas de nombres de dominios. Los cuales se encargan de traducir el nombre de dominio que colocas en el buscador en una dirección IP. De esta forma, fácilmente puedes encontrar las diferentes páginas sin los datos precisos. Igualmente, en caso de que el sitio cambie de hosting, este te permitirá dirigirte sin inconvenientes a su nuevo hospedaje.

Sus funciones permiten que cualquier usuario pueda entrar a un sitio de manera sencilla. Además, elimina el complicado proceso de conocer la dirección IP exacta de la página de interés. Ya que es más fácil recordar HostingTopLists que una secuencia de números.

Por su parte, estos sistemas pueden configurarse y adaptarse. Ya que al adquirir tu dominio en un proveedor, deben brindarte un panel de control para el mismo. En el cual podrás ajustar la dirección IP correspondiente a los dominios adquiridos. Asimismo, es posible que al cambiar de hospedaje requieras realizar este proceso nuevamente.

Por lo que las DNS facilitan los procesos de migración y te garantizan que los usuarios accedan correctamente a tus páginas. Por otra parte, los sistemas de nombres de dominios, poseen diferentes secciones configurables. En las cuales puedes añadir seguridad extra para proteger tus direcciones y sitios.

Actualmente, los protocolos de DNS utilizan un formato simple llamado mensaje. El cual se utiliza para las diferentes acciones que realiza el protocolo. Además, este funciona por sí mismo sin requerir de aplicaciones extra. 

¿Cómo funcionan?

A continuación, te mostraremos cómo funcionan las DNS. De esa forma, podrás tener una idea más amplia de todo el protocolo que se utiliza al solicitar un sitio web. Además, como todos las páginas poseen una dirección IP asociada, es necesario que conozcas la gran importancia de estos sistemas.

Cuando un usuario solicita un sitio, es necesario pasar por el servidor DNS. Posteriormente, estos convierten la URL en una dirección IP, en la cual el suscriptor podrá ingresar. Sin embargo, un dominio puede poseer varios servidores asignados.

Estos respaldan los datos en caso de que se presente un inconveniente en alguno de ellos. Además, comúnmente los servidores suelen presentar la siguiente estructura:

  • Solicitud del dominio > servidor DNS local.
  • Servidor local > servidor DNS raíz. 
  • DNS raíz > DNS local.
  • DNS local > DNS (.com).
  • DNS (.com) > DNS local.
  • DNS local > DNS (nombrededominio.com).
  • DNS (nombrededominio.com) > DNS local.
  • servidor DNS local > Solicitud del dominio.

De esta manera, en caso de que falle alguno de los servidores, puede compensarlos los secundarios. Lo que permite la propagación geodistribuida. 

Descubre cuál es tu servidor DNS

Cuándo quieres saber cuál es tu servidor DNS, primeramente debes iniciar sesión desde el proveedor de tu dominio. Generalmente, estas plataformas te ofrecen un panel de control en el cual puedes configurar la información. Asimismo, estos te brindarán los datos necesarios sobre los servidores asociados a tus dominios o subdominios.

En el panel de control deberás dirigirte a la sección de “dominios”. En la cual puedes encontrar el apartado de “Servidores DNS”. Desde este podrás analizar toda la información que requieras y es posible observar el servidor de respaldo. En caso de ser necesario, podrías cambiarlo.

Por otro lado, en esta sección podrás observar los protocolos de seguridad. En caso de que contrates un servicio, puedes adjuntarlo e incluirlo en este. Igualmente, desde el apartado de dominio es posible encontrar los datos de tus direcciones IP y añadir nuevos dominios.

Errores comunes en servidores DNS

Existen situaciones en las cuales es posible que se presenten ciertos errores al manejar tus páginas. Por ello, te mostraremos algunos de los inconvenientes más comunes y una breve solución de los mismos. 

Borrar el cache del DNS

Al guardar versiones anteriores de tu sitio, es posible que se presenten inconvenientes. Por lo que deberás realizar un flush DNS, el cual dependerá del sistema operativo de tu ordenador. 

  • Windows: pulsa (Windows + R) introduce el comando “ ipconfig /flushdns”
  • Linux: pulsa (Ctrl + Alt + T). Introduce uno de estos dos comandos “sudo service network-manager restart” o “sudo /etc/init.d/nscd restart”
  • MacOS: Aplicaciones > utilidades > terminal. Código: “sudo killall -HUP mDNSResponder”

Cambiar de navegador

En ciertas ocasiones, los errores pueden asociarse al navegador en el cual abres el sitio. Por ello, es ideal probar la misma página desde diferentes navegadores. En tal sentido podrías utilizar: Chrome, Brave, o Mozilla.

Cambiar las DNS de tu router

Cuando no es posible abrir tu sitio, puedes probar modificando las DNS de tu router por unas diferentes. Normalmente, se utilizan las de Google que fácilmente se configuran. Ya que el ajuste de estas puede ser difícil dependiendo del modelo que estés configurando. 

Propagación de los servidores DNS

La correcta propagación de tus DNS es un proceso que suele tardar hasta 48 horas. Esto puede suceder cuando realizas un cambio en los datos o cambias de alojamiento. Lo que genera una nueva dispersión de tu reciente dirección IP. 

Asimismo, este proceso estará completamente realizado en un par de días. Además, es perfectamente normal y no puede ser adelantado y el servidor te notificará cuando tu sitio esté activo. 

De esta forma, ya conoces los problemas habituales que pueden ocurrir y más importante aún, que es un servidor DNS.

Share